6 reglas para una creatividad sin límites

Inicio  /  Negocio  /  6 reglas para una creatividad sin límites

| 23 Febrero 2018

A menudo me preguntan qué hace que nuestros proyectos se destaquen en términos de creatividad y cuál es nuestro enfoque en esta área. Me gusta decirles a nuestros clientes que, si realmente desean que los equipos piensen «fuera de la caja», deben comprometerse a dejarlos «fuera de la casa».

Creemos firmemente que este es un compromiso continuo. La creatividad es un estado mental que debe residir en todos los niveles de una organización. Todos los proyectos de PROXIBA, grandes y pequeños, incluyen imperativamente períodos de “creatividad sin restricciones”. Este es un verdadero remedio para lo que se llama en inglés limitless creativity, (bloqueos creativos). Como empresa de relaciones públicas, estamos comprometidos con la idea de convertirnos en una interfaz para la creatividad y las nuevas ideas. Vamos más allá de los esquemas tradicionales para ofrecer soluciones innovadoras que cubran todos los ángulos. Nuestro modelo de negocios se basa en un concepto muy simple pero relativamente raro en relaciones públicas: debemos darnos el tiempo (y los medios) para pensar.

¿Cuál es nuestra receta para la creatividad?

En cada proyecto, constituimos brigadas especializadas en lluvia de ideas. Estas brigadas, de cuatro o cinco personas, están integradas por profesionales de orígenes y de profesiones totalmente diferentes. Todos ellos son personas cultivadas, dinámicas y que comparten un gran interés por la comunicación. La singularidad de estos equipos es que no trabajan juntos y no están asignados a la gestión diaria del proyecto del cliente. Por lo tanto, no sienten ninguna presión y se les paga por “ser locos” durante las sesiones de cuatro horas. Así, durante estos períodos de “creatividad sin restricciones” de PROXIBA, ellos se convierten en una especie de «mercenarios» que:

  • Pueden decir cualquier cosa sin restricciones
  • No tienen obligaciones en cuanto a los resultados
  • No reciben comentarios positivos o negativos sobre sus intervenciones (solo se permite la risa);
  • No tienen derecho a comentar sobre las ideas de los otros;
  • No pueden interrumpir ni practicar ninguna forma de mansplaining;
  • No se pueden usar las palabras “difícil”, “improbable”, “imposible”, “no factible” o cualquier otro término que marque alguna restricción, censura o límite.

Durante nuestros proyectos, hemos utilizado no menos de siete técnicas diferentes de “creatividad sin restricciones” con las “brigadas mercenarias” y estamos constantemente desarrollando nuevos formatos. La verdad es que hemos apostado todo por la creatividad desde la fundación de PROXIBA y nuestros clientes han estado dispuestos a seguirnos en esta “hermosa locura” desde el 2014.

Originalmente, el término brainstorming, (cuyo equivalente en español es lluvia de ideas), proviene de las palabras inglesas “brain”, cerebro, y “storming” asalto a una posición militar. La autoría de la expresión se le atribuye a Alex Faickney Osborn, vicepresidente ejecutivo de BDDO quien la habría inventado y utilizado por primera vez en 1939.  A partir de ese momento la expresión comenzó a circular en el mundo de las agencias y, hoy en día, todos los tipos de organizaciones están adoptando sesiones de grupo de brainstroming con diferentes grados de consistencia. Sin embargo, el brainstroming es una actividad que las organizaciones innovadoras deben practicar a menudo a fin de mantenerse mentalmente ágiles. Existen muchas técnicas que son tan variadas como divertidas para estimular el debate y permitir que surjan ideas verdaderamente nuevas en las reuniones. Solamente se necesita adaptar el formato a la composición de los grupos o a la naturaleza del problema.

Creemos que el fomentar la realización de brainstroming internos es crear una cultura donde todos pueden participar, donde nadie tiene miedo al ridículo, donde nadie busca brillar a expensas de los demás, y donde ningún participante debe sentirse mal por no haber propuesto la “idea milagrosa”. Es a los gerentes a quienes corresponde encontrar la solución o las soluciones. Ellos organizan el contenido y buscan inspirarse a partir de las ideas «locas» que surgieron.

En PROXIBA, la creatividad es nuestra pasión cotidiana. Podemos ser creativos para su organización o, para ayudar a sus empleados a mejorar.